miércoles, 25 de febrero de 2009

Implicaciones

Hay reglas, asuntos imposibles de erradicar como comer tarde alguna cosa muy pesada, flotando entre varios discos viejos de pasta esparcidos por el suelo, mientras Cásia Eller desde la otra habitación les canta bajito para no molestar espiándolos con la puerta abierta. Cosas así todo el tiempo, como los platos de ayer riéndose en la pileta de la cocina, la heladera gris hoy más inquieta que de costumbre temblando de frio o la cama pidiéndole a Ana una tendida y a Sergio una redada espontanea para arrojarse junto a ella a besarla hasta quedarse dormidos. Simples implicaciones a las que conviene atenerse para mantener la casa en orden, prolijamente arreglada y decorada con ese tono tan particular de algo que el resto suele llamar felicidad.

2 comentarios:

javi brasil dijo...

Lo mejor de no ser feliz es que puedes desear la felicidad. Seguro que Cassia Eller supo eso.

Diego dijo...

hola, queria invitarte a que agregues tu blog a Argentino.com.ar
es un directorio de webs de Argentina y nos gustaría que estuvieras.
saludos

Diego