miércoles, 10 de septiembre de 2008

Pocas

Unas pocas pueden dar con la combinación justa, hallar el lugar dónde cortar, descocerlo despacio y mirar adentro sin ningún tipo de discreción, para descubrir cómo funciona minuciosamente. Solo contadas hembras, pero las de en serio, tienen esa capacidad de tomar su centro de gravedad y desplazarlo unos centímetros hasta desbalancearlo con el mundo a su antojo, y observarlo caer al suelo mientras intenta pararse torpemente para recibir un beso, una caricia o lo que sea con anhelo. Como artista es lo único que pide, dos o tres con esas caracteristicas y con eso basta, eso sí, correctamente distribuidas a lo largo de su vida. Dos o tres poderosas musas y nada más.

1 comentario:

Enredada dijo...

son tan pocas, y tan necesarias....