viernes, 30 de noviembre de 2007

Padres

Después que construyo su primer reactor nuclear a los 9 años, sus padres comprendieron que deberían haber fomentado más su capacidad de entregarse a la felicidad de lo inútil.

4 comentarios:

De cenizas dijo...

A mí me sale un hijo así...lo asumo, pero me la corto.

un abrazo.

Anilina dijo...

ufff...decíselo a mi viejo...todo en su vida es el trabajo ¬¬
Besos

maria.antonieta dijo...

Difícil, difícil situación.

Maria Coca dijo...

Todos los padres se culpan. Los genes son así.