viernes, 20 de junio de 2008

Actitud

En esta empresa no basta con ser, hay que demostrar, insultar con sutileza, agrandarse y agredir con naturalidad, para imponer ese respeto clásico que suplanta tan bien al resto de las carencias y a pesar de no resolver nada, infunde un alto grado de seguridad y respeto ante los demás dejándolos inmóviles, confundidos y con ganas de mas.

2 comentarios:

Enredada dijo...

Parece mentira, pero en la vida, esa actitud es la que impera, sino te pasan por encima...
mil besos

Agustina dijo...

Es como haber resumido House MD en cuatro líneas.