viernes, 27 de junio de 2008

Inspiración

Las cosquillas intranquilas de una voz sin nombre, aletean en su entorno prometiendo futuro y ayudándolo a respirar hondo en contra de la muerte, despertadolo con una dulce inspiración ya pronta, mientras juegan una ultima vez a esconderse y se recuestan luego a su lado, para susurrarle cosas al oído enseñándole a escuchar.

1 comentario:

Enredada dijo...

Allí nace la inspiración.... aprendiendo a escuchar esas voces que nos hablan bajito...
besos