miércoles, 4 de junio de 2008

Rebeldes

El tiempo los había convertido en unos rebeldes terribles que juntos, lograban llamar la atención de la gente y los comentarios de las señoritas. Desprolijos y amenazantes recorrían las calles de la ciudad como si nada, marcando sus propios tiempos, sin sospechar que pronto un padre cansado y una tijera afiladamente rectora, se interpondria con sus cabellos para ponerlos de nuevo en vereda con un impecable corte a lo media americana.

2 comentarios:

Meche dijo...

Éste parece la ventanita de Windows desintegrándose y distorsionando los colores. Como daltónica. Se puede decir "Windows" o hay que pagar derechos de autor o algo así?

Good life (¿?)

Enredada dijo...

y si... la rebeldía tiene sus costos....y te llega a desintegrar...