martes, 24 de junio de 2008

Incognita

Tablas periódicas, psicología, diccionarios, libros secretos, procesos de alquimia y mucha literatura no han podido dar todavía con un registro preciso, capaz de conocer los diferentes pasos que lo llevaron a construir su tan elaborado y permanente mal humor.

1 comentario:

Enredada dijo...

jaja, el mal humor que es tan común en estos días... Dios!!!! tendrían que investigarnos a todos!!!!
y la incognita... no se resolvería tampoco!
besos