martes, 10 de junio de 2008

Detalle

Era imposible imaginarse que el sentido equívoco de un gesto tendría semejante repercusión en el tiempo, que en silencio surgiera desde aquel presente y fuera modificando todo su futuro por tan solo un simple detalle, destruyendo la que debía haber sido su forma de vida y su familia, sin ningún tipo de ruido aparente, desequilibrio, transición ni motivos, solo así pasando desapercibido como una cosa mas de todos los días.

1 comentario:

Enredada dijo...

aveces los pequeños detalles, esos de pasan sin que los veamos son los que nos quitan todo lo que queremos, solo por no DARNOS CUENTA DE NADA.
fantásticooooooo!
besos