jueves, 2 de octubre de 2008

Diario

Subestima la densidad de su concepto y cree comprenderla tan solo en lo observable, en su color de cabellos, de aquel vestido gris claro y la manera de prepararse el café, sin sospechas aparentes ni complejas formalidades, mintiéndose duro y de cerca, mientras la realidad se encuentra cercana a la distancia, extraviada en la impresión de un diario cerrado con su historia que duerme inmaculado sobre la otra mesita de luz.

1 comentario:

Canto y vida. dijo...

Interesante la propuesta y composición del dibujo. Me gustó bastante.La fuerza en los trazos y colores refleja cierto misterio por algo inusitado que se espera, pero que se tiene la certeza de su llegada. Hay seguridad en los trazos.