jueves, 9 de octubre de 2008

Sabores

Hay días mecánicos en los que abrir mails le sabe a vacio de sala de espera, a helado de aire o chicle de ayer, y hay otros como hoy llenos de colores y formas, repleto de laberintos extremos, enigmas y novedades que desparraman aventuras hacia todos lados desde una casilla con aquel nombre.

3 comentarios:

Enredada dijo...

me encantaría que fuera uno de esos días para mi...
besos

Meche dijo...

Yo no me creo que sea todo puro irse y eso nomás.
Confiese, vamos.
Mientras te arrincono y amenazo.

Meche dijo...

Casi lo olvido, mencioné que tuve una idea nosedónde pero por acá y después lo hice y se publicó, asi que contribuíste en WCH, muchacho.
Qué se siente?