viernes, 15 de febrero de 2008

Correcto

No era correcto mirarla a sus ojos, dejarse encantar por su voz, moldear en el aire un futuro juntos y soñarla en los ratos de insomnio, no era para nada correcto pero hacerlo le resultaba irremediablemente vital.

3 comentarios:

susana dijo...

Me gusta tu manera de decir mucho con pocas palabras. Un saludo

Maria Coca dijo...

Lo correcto contra lo natural. Lo que se debe y lo que se quiere hacer... Interesante y real, como la vida misma.

Besos desde mi orilla.

IMAGINA dijo...

Es que lo cortes no quita lo valiente.
La vida correcta es demasiado aburrida.