martes, 18 de diciembre de 2007

Caída

Con solo cinco años en el patio de su casa Damián seguía caída tras caída sobre su patineta, aferrado a continuar probando piruetas y convencido de que nadie podía quitarle jamás ese agradable gustito de volver a interntarlo.

3 comentarios:

Anilina dijo...

a veces olvido que tengo una niña en mí...está bueno recordarlo... :)
Besos

Meche dijo...

Con s�lo cinco a�os. Como que me olvido de esa parte cuando llego al final.
Dami�n tiene menos poder de frustaci�n que yo.

Buena vida :)

Lunática dijo...

Precioso! Una lección de vida.
Un besote!