miércoles, 5 de diciembre de 2007

Renacer

Nunca supo llegar a fin de mes por eso en esos últimos días aprovechaba para morirse en secreto, para luego renacer de la mano del nuevo depósito bancario de la oficina en donde trabaja.

3 comentarios:

Anilina dijo...

si el anterior me pareció triste, con este ya estoy agarrando la cerealita y enfilandola a las venas...jajjaa, cuantas veces,por boba, senti que volvia a respirar por un deposito...patetico, pero bueh..
Besos

Pd: no apareces nunca, buuuu!!

De cenizas dijo...

Un auténtico ave fenix financiero...

un abrazo.

Camilo dijo...

Extraña manera de relatar una verdad.