martes, 11 de diciembre de 2007

Finales

Se verían una última vez, sin muchas ganas, para terminar el asunto en persona. Charlaron el tiempo necesario y se fueron tranquilos de aquel encuentro, tal vez un poco decepcionados por no llevarse acuestas las suficientes tristezas.

4 comentarios:

Anilina dijo...

qué necesidad que tiene el ser humano de esas tristezas,no? no se puede quedar tranquilo sin una carga lo suficientemente pesada...
gracias por los mimos bloggeros (?) jaja
besos
pd: sigo ofendida porque no intercambias opiniones en los comentarios que dejamos tus lectores...nene malo!

Lunática dijo...

Y esa necesidad del ser humano de que todo tenga un final feliz o que el final cierre la historia... A veces las cosas quedan como a medias, qué remedio...
Besos!

meirlauquen dijo...

...algunas cuadras-luz adelante ,palpararon sus bolsillos para entrar en la rutina , y encontraron las llaves de los corazones inversos .Tarde .
El tintineo desesperado de los llaveros ,atrajo sólo a algunos gatos ,gordos de panza y flacos de amores .


Meir

Maria Coca dijo...

Un final ya es triste en sí mismo, aunque a veces hay finales alegres...