lunes, 17 de diciembre de 2007

Fantasmas

En esos días han estado visitándolo bajo diversas formas unos fantasmas que cortan con cuchillos afiladísimos varios rincones muy preciosos de su alma, luego se sientan a observar como sangra sin moverse, disfrutando cada instante con un morboso placer de asesino. Por suerte una de sus guardaespaldas ya les quito la credencial y quedaron protestando en la calle cada vez con menos ganas, hasta aburridos alejarse por las veredas mojadas de Palermo balbuceando vaya a saber uno que cosas. El alma mientras tanto va mejorando, y mañana justamente le avisaron que la pasara a buscar por el taller sin falta…

5 comentarios:

Meche dijo...

Un informativo sentimental poderoso. Mis felicitaciones.

Saludos, buena vida.

De cenizas dijo...

El taller de almas... ¡Qué gran idea!

un abrazo

Meche dijo...

Hey hey! No había notado que en su sector dice "Publicidad" como dice en el mío también...

Anilina dijo...

yo trabajo por palermo xd

los guardias actuaron tarde xd

hoy estoy de un humor medio raro, sepa usted disculparme

besos

Maria Coca dijo...

Irónico y con trasfondo. No me defraudas nunca.

Besos desde mi orilla.