jueves, 27 de diciembre de 2007

Dinosaurio

Cuando despertó el dinosaurio todavía estaba allí recorriendo la casa y a pesar de la enorme cantidad de muebles, aparatos, sillones y otros muchos elementos que le impedían obtener una buena visibilidad, logro reconocer al reptil escondido entre unos libros, o quizá intentando escapar por el medio de la sala. Ante esta situación sabia que lo mejor era seguir durmiendo hasta que el animal se cansara de husmear y corriera hacia afuera por la puerta de atrás en la cocina, para dejarlo de una vez por todas tranquilo permitiéndole continuar con su vida.

4 comentarios:

Pedro (Glup). dijo...

Sorprendente.
O quizás me sorprendo enseguida.
Aún así.
Diferente.
Y me gusta.
Pues aplaudo (sonido de aplausos).
Luego está lo de la química.
Y ahí ya no hay nada que hacer.

Meche dijo...

Me gustó mucho. Me resultó muy divertido imaginarlo. Aunque primero pensé que el dinosaurio era el que se despertaba, después percibí que había una pausa que hacía que no fuera el dinosaurio. Y no le puse dimensiones de dinosaurio, porque entonces tendría que agrandar la casa y de momento, no tengo tanta RAM.


Felicidades, buena vida.

Anilina dijo...

enfrentarlo y darle batalla es mejor. no esperaría ver qué sucede, no podría dormir.

Pd: si tas fumando algo raro que te hace ver dinosaurios, convida ajajajjaa

besosss

maria.antonieta dijo...

Si claro, como esas pesadillas que no estan dispuestas a dejarnos en paz.