sábado, 12 de enero de 2008

Destiempos

Ya carbonizados y carentes de toda forma los pancitos rellenos murieron en el olvido de la cocina de Francisca, gritando a humo limpio por un rescate demasiado a destiempo.

3 comentarios:

javi brasil dijo...

Los gritos a humo limpio se confundían con los anuncios de la televisión.

Nay dijo...

Nooooo que lastima T_T
que ganas de comer pancitos rellenos
como los de plaza francia
fa´lj´kjasf babas
Ei, esta muy bueno tu blog, es como re conceptual, muy original, estudias diseño o algo asi?
abrazo!

Meche dijo...

Lo peor de todo es que murieron en el olvido. Eso fue cruel ¬¬

Que empieces bien la semana, y buena vida.