lunes, 21 de enero de 2008

Grito

Otro insulto pesado y pendiente se amontono repentinamente en su garganta junto al resto, frente a la inventiva estupidez de su jefe, por suerte ya faltaba menos para que fuera a descargar broncas a su reciente y más destacado descubrimiento, el gritadero.

4 comentarios:

Anilina dijo...

yo y mi jefe somos de la idea de que tendriamos que tener un gym en el lugar de trabajo. pero un gritadero creo que seria menos gastos y mas exito jojojojo
saludetes mi estimado...

De cenizas dijo...

Genial invento. Nunca dejar dentro lo negativo, siempre fuera...pero con discreción.

un abrazo

maria.antonieta dijo...

Que buena idea la del gritadero. De esa manera habría muchisima menos gente con stress!

Meche dijo...

Que me pase la dirección del gritadero, hoy es EL día para que yo vaya.

Casualidad, entrar y ver esta propuesta de descarga.

Buena vida :)