jueves, 17 de julio de 2008

Balcón

Nadie presta atención al despintado balcón sobre la fría calle de Palermo, donde duerme un gato enfermo y crece el retoño verde entre los pliegos agrietados, donde pide agua el rosal sediento y se queja de su estado el macetón oxidado, de cara al centro todos, llorando en silencio cada cual a su modo sus penas de abandonados.

2 comentarios:

Enredada dijo...

nadie mira más allá de donde sus ojos amaestrados llegan.... estoy segura que vos si podés verlo...

Miriam Márquez dijo...

Me ha emocionado este...