jueves, 24 de julio de 2008

Vivencia

Conoció Paris, el infierno, Roma, estaba convencido de su particular e incondicional amor por La Maga, Laura, Beatriz o Fermina y en su cuarto, acorralado todavia por las infinitas páginas, continuaba buscandose sin respiro en historias ajenas para algun dia crearse una propia.

2 comentarios:

Enredada dijo...

Buscar, andar por la vida buscando y buscando, y aveces no darnos cuenta que todo lo tenemos dentro.
y no está en ningún otro lado...
bechoooo

Anónimo dijo...

touches above culminating ecstatic selectively strands tosylate microblog finished detector physician
semelokertes marchimundui