sábado, 3 de mayo de 2008

Cordones

...Concluimos este breve estudio acerca del comportamiento de Verónica, señalado que la clave básica para comprender su estado anímico en los días de frio, radica en observar detalladamente cómo lleva los cordones de las zapatillas. Si están atados, todo conduce a que se encuentra presa de su propia racionalidad, por lo que se recomienda mantenerse alejado, ahora si están desatados, volando libres y enchastrándose de aguas podridas, tierra y todo tipo de basuras callejeras, acérquese, disfrute y diviértase con ella que hay garantía asegurada de que no la va a pasar nada mal, por lo menos hasta que pronuncie la fatídica frase de advertirle sobre aquello.

2 comentarios:

Anilina dijo...

jajaja, me encantó, qué contradictorio, no? uno piensa que va a ayudarla y le caga la vida!

Agustina dijo...

No sólo los cordones pueden ser buenos indicadores del estado anímico de una Verónica o un Esteban. Hay cientos de otros factores que se pueden tomar en cuenta, también, desde cómo llevan peinado el cabello hasta de que manera reaccionan ante un ruido inesperado. La gracia está, entonces, en relacionar indicador con la persona. Supongo que mas allá de ciertas características comunes, cada quien tendrá uno en particular que lo diferencie. Al fin y al cabo, es agradable la diversidad.