viernes, 16 de mayo de 2008

Pez

Ella juega a no mirarlo, dice que su paladar esta desacostumbrado a cierto tipo de exquisiteces y por eso disimula cada ondulación delatora, prefiere la certeza del equívoco ante la maravilla de un quizá y nada, nada en silencio entre la nada como un pez mas, que no come salmón ni se atreve a soñar con su sabor.

2 comentarios:

Enredada dijo...

Simplemente genial...nadar en la nada... por no animarse a más...
http://roxana-enredarte.blogspot.com/
Rox

Maria Coca dijo...

Muy bueno...