miércoles, 28 de mayo de 2008

Novela

Solo por acrecentar el sabor de la dificultad y transformar lo cotidiano en mágico, el maestro se sentó junto al piano a escribir su novela de 600 páginas en DO sostenido, con un sorpresivo e inolvidable final en LA menor.

1 comentario:

Enredada dijo...

escribir en miles de escalas... soñar de distintas maneras... hacer, crear, sentir