viernes, 1 de agosto de 2008

Filtraciónes

Empezaron a notarlo en enero pasado con algunas fisuras que provocaban ocasionales filtraciones, subsanadas por parches provisorios para amainar los derrames. Pero esa noche la situación se hizo incontenible. Todos sabían que era necesario hacer algo al respecto, tomar medidas drásticas y por mucho que doliera erradicar definitivamente junto a la vieja tradición familiar, los brindis en la antigua colección de copas de salón de la tía Angélica para el próximo encuentro.

1 comentario:

Lunática dijo...

Tus relatos geniales, como siempre!
Un beso desde el calor veraniego de Madrid!