lunes, 25 de agosto de 2008

Pareja

Tensa e irrespetuosa irrumpió en el salón esquivando las miradas de los otros de la mano del malevo, se sentaron en el fondo y él comenzó a acariciarla despacio, para de a poco ponerse de acuerdo en lo que iban a decir y de qué manera. Ella se dejaba llevar sin mirarlo, chamullándole bajito, y después de unos rasgueos sus voces se acoplaron fusionándose en el tiempo con un tango rabioso resonando en el viejo bodegón.

1 comentario:

Enredada dijo...

y que más mágico que un tango? y qué més bello que las caricias dadas por esa danza?
un abrazo!